lunes, 4 de febrero de 2013

Microrelato

Comencé a caminar.
La potencia de mis piernas y el empuje de mi espíritu me alejan de mi presente y convierten mi pasado en un tiempo sin imágenes.
Nada ni nadie me convencerá para volver, una nueva vida me espera en otro lugar.
Cuando mis pasos se detuvieron al fin, descubrí con horror que me encontraba en el lugar de partida.
¡Cómo pude olvidar que la tierra es redonda!

10 comentarios:

  1. Ya estoy de seguidora de tu blog, ahora cuando entres en los blogs de los compañeros deberas hacer lo mismo.
    El micro me ha encantado. Felicidades

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias,primero me presentaré y luego "invadiré" sus blogs. Gracias por todo

      Eliminar
  2. jeje.... eso no debe olvidarse nunca... dar giros en 360° puede distraer la mente pero no cambiar nada :D un beso!

    ResponderEliminar
  3. En el lugar de partida, si. Sin embargo, al igual que ocurre con los arroyos, puede ser el mismo arroyo pero nunca es la misma agua.Estabas de nuevo en el punto de partida, pero la experiencia del camino recorrido hace que la persona ya no sea la misma que inició esa andadura circular.
    Me gusta tu rincón y con tu permiso, me asomaré de vez en cuando sin hacer mucho ruido.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Hola! he pasado a saludarte y si me dejas aprovecho y me quedo por aquí como seguidora.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  5. En el lugar de partida todo puede suceder
    en el lugar de partida quizás es un buen comienzo para caminar después
    en el punto de partida no es que no podamos avanzas tal vez
    en el punto de partida en que todo puede suceder...

    Muy buen escrito me gusto mucho....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias y a mi tus reflexiones.
      Encantada con tu visita.

      Eliminar