domingo, 28 de abril de 2013

La cita


Siempre renegué de las citas a ciegas. Todo ese ritual absurdo que las envuelve, me provoca desazón y vergüenza. Cómo ilusionarme ante la perspectiva de un encuentro con alguien al que no conozco, por quien no siento nada. Sin embargo con ella, es diferente, cierto que me consideraba demasiado joven para que se fijase en mi, y en un principio su interés me asustó, pero ahora que llevamos meses observándonos en la distancia, la idea de conocerla me atrae. Como caballero, debería dejar que fuese ella la que eligiese el momento y el lugar, pero no puedo ni quiero aplazar por más tiempo nuestro encuentro. Mi cuerpo, enfermo y sin fuerzas, se encoje entre las paredes de una diminuta bañera. La tibieza del agua que la desborda, logra suavizar levemente el dolor de la cuchilla al sesgar la piel de mis muñecas. Ahora sólo queda cerrar los ojos y acudir a su lado.   

miércoles, 24 de abril de 2013

Este jueves, en no más de 100 palabras; terrorismo


¿Por qué tus ideas son más importantes que mi vida?¿ Por qué tu Dios es más valioso que mi paz?¿Por qué tus deseos de libertad son más justos que mi derecho a vivir sin miedo?¿Por qué tu ansia de un nuevo orden, a tu imagen y semejanza, es más urgente que mi necesidad de pasear con libertad y sin miedo por la calle? ¿Por qué tu sangre es más pura y se debe conservar antes que la mía?
No logro escuchar tus respuestas, tus explicaciones, porque el sonido de las explosiones y los disparos, atronan el aíre a mi alrededor.


miércoles, 17 de abril de 2013

Este jueves, renuncia en 20 palabras


Renuncio al descanso nocturno, a mi espacio, a la toalla sin arena, por escuchar de tu boca la palabra mamá. 



martes, 16 de abril de 2013

El mundo de Amazon


Desde hace un par de semanas, mi novela Buenos días, viaja por los mundos de Amazon. Y digo bien lo de viajar, porque los primeros días la forma en la que subía y bajaba en la lista, cada vez que alguien la compraba, semejaba una verdadera montaña rusa. Desde hace tres días, la constante es bajar, supongo que no se producen descargas del libro.


Conozco lo difícil que resulta convencer a la gente para que se acerque a una autora y a una novela desconocida y les dedique tiempo.

Pero también tengo muy presentes los comentarios generados tras la lectura de Buenos días, y eso me anima a seguir esforzándome, para que la historia de Miriam llegue a a más corazones.

Sigo pensando que merece la pena.

Por si alguien se anima, dejo el enlace Buenos días

miércoles, 10 de abril de 2013

Este jueves; mensaje en una botella


A quien encuentre mi carta, sólo tengo un pequeño favor que pedirle, pase lo que pase, no me salve. 

No necesito falsos profetas en mi vida, ni guías mágicos que todo lo saben, que todo lo han experimentado, que para cualquier problema poseen la solución mágica, dispuestos siempre a recitártela a voces, sin que tú se la pidas. 


No soporto que me digan como vestirme, ni como tengo que llevar mi pelo para estar a la moda, ni que colores marcan tendencias esta primavera (y no, el pistacho no es un color, es sólo comida). 

No quiero a mi lado fagocitadores de espacio, usurpadores de aire, ladrones de almas, que te rodean con tus tentáculos y su palabrería y te impiden escuchar tus propios pensamientos. 

Esta carta no va dirigida a vosotros, si la encontráis, por favor, meterla de nuevo en su botella y lanzarla lo más lejos posible. 

Pero si las manos que se topan con mi mensaje saben escuchar, acariciar en silencio, agacharse para ayudarme a levantar, cuando el destino me pone trabas y tropiezo en ellas, si son capaces de querer con imperfecciones, de consolar sin sermones, entonces, por favor, que sigan la estela que va dejando mi botella mensajera y se dirijan a mi encuentro. 

A su lado, deseo compartir las horas de camino que aun me queden.


Más botellas repletas de mensajes en el blog de Encarni


lunes, 8 de abril de 2013

Señales del tiempo



Cristales salados manaban con rabia de sus ojos entreabiertos. Cómo imaginar durante los años que suplicó por recuperar la belleza de la luz y los colores, que la rabia y el dolor serían sus primeros sentimientos al conseguirlo. Su mente, furiosa, se rebelaba contra el reflejo inmisericorde del espejo. 

Aquel no era su rostro. 

Con manos temblorosas apartó el maldito artilugio y apretó en vano sus ojos, en un desesperado intento de regresar a la reconfortante oscuridad, que permitía a sus recuerdos devolverle la imagen soñada de sí misma.

miércoles, 3 de abril de 2013

Este jueves, comentando noticias


Noticia del comercio digital del miércoles 3 de Abril del 2013


Os copio el titular

Detienen a cuatro personas por robar las monedas del pozo de Covadonga con trajes de Neopreno. Los arrestados, de nacionalidad rumana, se llevaron las ofrendas que los peregrinos y asturianos dejan a la Virgen en el santuario.

Bien, la noticia contiene una serie de elementos muy interesantes, un santuario, un pozo, monedas, deseos..., Lo que ya me resulta un poco más difícil de imaginar, es a unos tipos vestidos de buzos metiéndose en el agua para sacar el dinero.

A partir de aquí, se podría montar toda una película en la que los ladrones encontrarían una entrada secreta, oculta en el fondo del pozo, a través de la cual viajarían en el tiempo y aparecerían en la época en la que el templo fue construido. ¿Qué os parece la idea?

Pues nada que ver con la realidad, lo cierto es que les pillaron con las manos en la masa, o más bien en los capazos llenos de monedas.

Y por último, una pequeña reflexión, ¿aporta realmente información la nacionalidad de los ladrones?

Ahí lo dejo.


Más noticias en el blog de Guss

martes, 2 de abril de 2013

Buenos días en Amazon


En un intento por lograr que la historia de Miriam y su familia llegue al mayor número posible de lectores, me embarco en una nueva aventura, la publicación de Buenos días en Amazon. Un mundo para mi desconocido, pero que creo me permitirá llegar a un mayor número de personas a las cuales pueda interesar sumergirse en la vida de esta muchacha.

Para quien desee adquirirlo, aquí dejo el enlace para que pinchéis.

Buenos días